Por qué es importante escuchar a nuestro público objetivo

¿Por qué es importante escuchar a nuestro público objetivo?

“Valor es lo que se necesita para levantarse y hablar; pero también es lo que se requiere para sentarse y escuchar”.
Winston Churchill

 

En las sociedades contemporáneas parece que todos tenemos algo para decir, pero ¿qué tan dispuestos estamos a escuchar?

Vamos a lo básico. Todas las teorías de la comunicación hablan de un emisor y de un receptor del mensaje. No entraremos en la polémica sobre la vigencia de este planteamiento, pero sí partiremos de la base de que la comunicación es un ejercicio que necesita de, al menos, dos actores protagonistas de un intercambio recíproco de información.

Nuestros estilos de vida parecen privilegiar a quien tiene mucho para decir, pero cuando nos planteamos que vivimos en un mundo “infoxicado” (sobrecargado de información), ¿quién está escuchando entonces?

Escuchar es un aspecto fundamental y, tristemente, descuidado en la comunicación relacional. Es en la falta de empatía o en la imposibilidad de entender la “verdad” del otro donde radican muchas de las dificultades entre las personas para llegar a consensos.

Por lo tanto, escuchar es un acto de legitimación del otro ser humano con quien nos comunicamos; saber escuchar es la mejor forma de ganar la atención del otro, pues «sólo puede persuadirnos aquel que antes nos ha escuchado».

Lo mismo sucede en las organizaciones, quien no escucha a sus públicos está condenado a perderlos, a introducirse en un monólogo cuya única audiencia es la organización misma… hablar por hablar.

Entonces ¿por qué es importante escuchar a nuestro público objetivo? En las organizaciones, la escucha nos permite crecer tanto a nivel interno como externo. Escuchando a nuestros clientes o potenciales clientes podemos, por ejemplo, entender sus necesidades reales y así, ofrecer soluciones a la medida.

Escuchar también revela oportunidades ya que en esta exploración podemos descubrir nuevas necesidades. La escucha activa nos permite entender los cambios en el mercado y en la demanda, de manera que podamos impactar nuevos nichos -o los mismos- con nuevas propuestas.

Hoy en día los canales de escucha son infinitos. Solo las redes sociales digitales, por ejemplo, son espacios de interacción… son fuentes de información de primera mano. Allí se trasladan las dinámicas de la vida cotidiana.

¿Tu organización está aprovechando los canales de escucha? ¿Realmente estás escuchando a tu audiencia, o solamente estás creando monólogos digitales? 

Cynthia López Valencia

Consultora at Comunideas
Comunicadora social con experiencia en proyectos de promoción de la salud en el sector público, Marketing Digital, Social Media, SEO, gestión de contenidos y creatividad. Egresada de la Universidad de Antioquia y Máster en Gestión Publicitaria de la Universidad Complutense de Madrid y la agencia JWT
Cynthia López Valencia
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.